¿Dónde me quedó lo ilustre?

Fué una manejada un poco cansada. A pesar de que son breves 6 a 7 horas, llegué cansado a intentar dormir.

Seis de la mañana, el sueño que pude conciliar fué breve, nos arreglamos y salimos hacia la ceremonia de inhumación.

Invitación a la ceremonia
Para no complicarnos la vida, tomamos el transporte público, o sea, simple camión y metro. El camión nos costó 8 pesos. Con sorpresa vi lo común que es encontrarse a personas vestidas de traje o arregladas muy formal y viviendo la vida en ese modo. Llegamos a la estación el rosario y de ahí empezando con los olores del distrito, la tortas de milanesa a un lado de la banqueta, fayuca, tamales, tacos, guajolotas, una pequeña caminada entre los camiones que bajan incesantemente pasajeros, todos caminando hacia la entrada del metro sin parar, pasos, pasos, personas, grandes, pequeños, sin parar, caminar, caminar, no estorbar en el flujo casi interminable de gente. Nosotros ciertamente ibamos con mucha calma, teníamos tiempo de sobra pero no podíamos darnos ese lujo de frenar a los demás. Vamos a la taquilla, compramos unos boletos y nos dirigimos hacia el andén, los cuales ya estaban abarrotados esperando para abordar el siguiente metro. Repentinamente algo no me cuadró. Estaba rodeado de puras mujeres! ¡EL DF ESTA POBLADO DE MUJERES! Ah no, después aclaramos que me había ido sin haberme dado cuenta a los vagones reservados para mujeres, se me hizo curioso que no hubiera un solo hombre ahí entre al menos 400 o 500 mujeres. Probablemente la cabellera me ayudó a pasar desapercibido. PUF! Menos mal que a nadie se le ocurrió denunciarme como a aquel sujeto que se disfrazaba de mujer y daba tocamientos en los vagones de féminas. Es más, ya después de unas 7 estaciones y bastantes apretujones en el vagón, y vaya que íbamos apretados, una señora me dice: señora, señora no quiere sentarse aquí? mientras me señalaba el lugar a su lado vacío (ya que yo iba cargando al bodoque). Solo le repliqué que ya me iba a bajar en la siguiente estación, que muchas gracias de cualquier modo. En esta anécdota me queda claro que quedé como "la señora con bigote de los problemas hormonales". Sobre el detalle del vagón reservado para mujeres y niños, me daba la impresión en cierto momento que iba en uno de esos trenes de la Alemania nazi llenos de judíos en donde se separaba a ese grupo étnico en especial para mandarlos a los hornos en Auschwitz.
Descendimos, tomamos un taxi que nos movió hasta al panteón de Dolores y en breve ya estábamos en la rotonda de hombres ilustres. El panteón se veía bastante viejo, caminamos a través de unos 100 metros y brevemente estábamos ya en la rotonda. Había mucho entacuchado, y mucho elemento militar.

Comenzó la ceremonia puntual y comenzaron a mencionar los discursos de cada uno de los 4 mexicanos que ingresaron a la rotonda. Amalia González Caballero de Castillo Ledón, Edmundo O' Gorman O' Gorman, María Izquierdo Gutiérrez, José Pablo Moncayo García (el famoso autor del huapango de Moncayo).A su vez que unos cadetes llevaban los restos al centro de la rotonda.

Rotonda de hombres ilustres en la ceremonia

El discurso de María Izquierdo a continuación por si gustan escucharlo



Esa libertad en la que ella decidió vivir hizo que floreciera su amor por el arte... El colorido de la paleta de María es único; esto la convirtió en una mujer creativa que no tuvo que depender de nadie para pintar lo que quiso. Un fragmento del discurso que dió la directora del INBA Teresa Vicencio.

Después se depositaron los restos en sus respectivas tumbas. En un acto de orden y pulcritud.

Cadetes trasladan los restos de María Izquierdo

Después vinieron las fotos y las entrevistas con familiares en el mismo lugar.

Momento de entrevistas y fotos. En el fondo, el monumento de María Izquierdo

Después de todo este magno evento. Me quedo pensando ¿en donde me quedó lo ilustre a mi? Llevo más de la mitad de años de los que vivió la bisabuela y creo que no lograré ni un céntimo de lo que ella.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cómo tener un cultivo de búlgaros (Kéfir) por años

Jugando con la API de bitso: bitso-py

Mientras tanto, en internet... MUJERES CHINGONAS