Coincidencias eventuales

En ocasiones platicando con Liss salen algunos temas que aunque me parecen bobos no los toco. Dadas las circunstancias decidí platicarle sobre los eventos en la vida que coinciden y que si nos hubieran antelado su coincidencia tal vez no lo hubiéramos creído.
Para ejemplo fue el reciente evento de Ganon. Su ida casi coincidió con el nacimiento del periquitin. Dos días después la boda de un primo. Cuatro días después mi cumpleaños; ciertamente no tenía contemplado que sucedieran tantas cosas en un breve lapso de tiempo.
Por muy trillado que suene, siempre es un buen momento para sonreír, para apapachar, para bromear, para hacer tonterías, para no tomarse las cosas tan a pecho, para ser normal y no radical.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cómo tener un cultivo de búlgaros (Kéfir) por años

Jugando con la API de bitso: bitso-py

Mientras tanto, en internet... MUJERES CHINGONAS