Herramienta global para una vida local

Ayer que acompañé al grupo de sysadmins a la fondita de mariana y durante la temática que se tocó aquel día. Recordé varias cosas de la época no bastardizada de internet que nos tocó en México.

Resulta que al principio, cuando tener una computadora personal en casa y una línea con internet contratado (EDI era nuestro ISP en Tepic), yo me iba a los kioskos con servicio de internet o algunos cyber cafés a explorar e investigar sobre el mundo o las personas viviendo en algún remoto lugar de la tierra.
Cuando llegó el momento, antes de la aparición de programas p2p yo empecé a conseguir música vía un buscador raro de mp3. Y de hecho me parece que aún arroja resultados: oth.net. Oh si, busca en servidores FTP y generalmente con acceso anónimo. Ya si a uno le interesaba leer el MOTD, podía ponerse en contacto con el administrador del sitio FTP en cuestión para hacerse de una cuenta de intercambio por ratio.
Dadas las bajas velocidades de internet de la época, en algún momento me puse de acuerdo con el administrador de un sitio FTP y le comenté si podíamos hacer un intercambio vía correo tradicional. El acuerdo fué el siguiente: Yo le pagaba 1CD en blanco por cada CD que quisiera que me grabara. Y así fué. Le transferí o deposité el dinero, grabó mis CDs, me los envió por paquetería y así fué como obtuve un intercambio justo y rápido de música (que era complicado conseguir en esos años).

Y hoy en día pues, ya no nos es tan emocionante querer conocer a los del otro lado del mundo, mantenemos los lazos con los cercanos, los locales o regionales. A pesar de las herramientas, nos mantenemos mas arraigados a lo local.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cómo tener un cultivo de búlgaros (Kéfir) por años

Mientras tanto, en internet... MUJERES CHINGONAS