La antítesis del bollo tibio

Todas las mañanas que salgo a correr, especialmente en este clima, siento una enorme flojera de salir. ¿Y quién no sentiría lo mismo? Calientito entre las cobijas mientras que en el exterior puede estar bien a 5°C o 6°C. No tiene sentido.


La imagen de homero en su cama disfrutando el calor y confort podría describir bien lo que el blerch me dice que haga.

Pero no; no lo haré. La imagen de homero regodeandose en placer es la antítesis de lo que disfruto hacer y siento al correr.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cómo tener un cultivo de búlgaros (Kéfir) por años

Jugando con la API de bitso: bitso-py

Mientras tanto, en internet... MUJERES CHINGONAS