La Defensa contra el Grán Satán

Bien, me ha parecido harto interesante un período no escrito y que se ha intentado reducir a nada en los textos y publicaciones periodísticas que hablan de la relación que tuvo (tiene¿?) EU con los nazis y su utilización de los mismos para promover y establecer regímenes fascistas en América Latina. Bien, extraído del texto dice así, en el cual pongo algunas cosas entre paréntesis cursiva para contextualizarlo:

El ejército británico tomó posesión de Grecia tras la retirada de los nazis, desplazó a las guerrillas griegas e impuso un régimen brutal y corrupto, que provocó una nueva resistencia que los británicos no pudieron controlar por el debilitamiento que sufrieron en la posguerra. Los Estados Unidos, bajo la inspiración de la doctrina Truman, irrumpueron en el conflicto en 1947, desencadenaron una feroz guerra de contrainsurgencia en la que estuvieron presentes toda la gama de recursos que pronto iban a hacer su aparición en otras partes: masacres, torturas, expulsiones, campos de reeducación, etc. La guerra organizada por los Estados Unidos recibió el apoyo de personajes como el rey Pablo y la reina Federica, cuyo pasado tenía que ver con los movimientos fascistas, junto a otros colaboradores incondicionales de los nazis, como el ministro del interior del régimen apoyado por los Estados Unidos. Finalmente consiguieron aplastar a los sindicatos y a la antigua resistencia antinazi, cuyas filas se nutrían de campesinos y de obreros dirigidos por los comunistas griegos, e incluso eliminaron a los socialistas moderados en una descarada injerencia en el proceso político, creando una sociedad en la que las empresas estadounidenses y las élites empresariales griegas prosperaron mientras gran parte de la población trabajadora tuvo que emigrar para poder subsistir.
.
.
.
Cuando el embajador (griego) se opuso a los planes estadounidenses para dividir la República Independiente de Chipre entre Grecia y Turquía, afirmando que "ningún parlamento griego podría aceptar un plan semejante", Johnson le respondió:

A hacer puñetas su parlamento y su constitución. Los Estados Unidos son un elefante, Chipre es una pulga y Grecia otra pulga. Si estos dos animalitos siguen picando al elefante, pueden acabar aplastados por la trompa del elefante, muy bien aplastados ... Si su primer ministro empieza a hacerme discursos sobre democracia, parlamento y constitución, él, su parlamento y su constitución no van a durar mucho tiempo.
.
.
.
Un aspecto del proyecto de posguerra(2a guerra mundial) fue el reclutamiento y protección de los criminales de guerra nazis para ponerlos al servicio de la guerra contra la resistencia antifascista y contra el bloque soviético. En asia favorecieron con frecuencia a quienes colaboraron con el fascismo japonés, como sucedió en Corea, donde incluso se llegó a utilizar a la policía japonesa cuando los Estados Unidos "liberaron" a la parte sur de la península de su propia población, con violencia, derramamiento de sangre y destrucción del sistema sociopolítico autóctono, que se había reinstaurado al término de la brutal ocupación japonesa. Cuando ya estaba cercano el fin de la Alemania nazi, sus principales dirigentes se prepararon para el período de la posguerra, intuyendo que aliándose con los Estados Unidos podrían resucita su cruzada antibolchevique a la vez que salvarían sus vidas y sus fortunas, y algunos esperaban que quizá podrían incluso restaurar el fascismo en todo el mundo. Sus planes  coincidieron generalmente con las intenciones de los Estados Unidos. Los criminales de guerra nazis se incorporaron rápidamente al aparato de inteligencia de los Estados Unidos en Europa; algunos "escaparon" misteriosamente de la custodia occidental o fueron liberados "por su buena conducta", o sencillamente fueron camuflados por las agencias estadounidenses. Se transfirieron fondos alemanes a América Latina, que se convirtió en centro de la "Internacional Negra" especialmente las décadas de los sesenta y los setenta, época en la que los Estados Unidos apoyaban los estados de
seguridad nacional basados en el modelo nazi esparcidos por toda la región, utilizando fascistas italianos y criminales de guerra nazis que se habían "evaporado" de Europa gracias a los servicios secretos estadounidenses, que contaban con la ayuda del Vaticano y con una red de sacerdotes fascistas, cuando resultaba imposible librarles de su justo castigo.

Según Hermann, en la "Internacional Negra" latinoamericana se contaban, además de Barbie que era una de sus principales figuras, el naziholandés Alfons Sassen (que "escapó" de Holanda tras haber trabajado para los servicios secretos estadounidenses) en Ecuador; Friedrich Schwend (que también trabajó para la inteligencia de los Estados Unidos en Austria e Italia, país de donde escapó a Latinoamérica gracias a un pasaporte falso que le proporcionaron sus jefes cuando en Italia lo buscaban por asesinato) en Perú; Wim Sassen (que "escapó" de la custodia estadounidense en Holanda) en Argentina, y Walter Rauff (el inventor de las primeras cámaras de gas) en Chile. Otro de los principales dirigentes era el Obersturmfuehrer (jefe de asalto) de las SS Otto Skorzeny, que había rescatado a Mussolini y cuya última misión para Hitler fue la de adiestrar a los "hombres lobo" que lucharon hasta morir tras la victoria de los aliados. Skorzeny trabajó como coordinador de la Internacional Negra latinoamericana en la España fascista, país en el que su consejero estadounidense le definió con admiración como un "gentleman de caballerosidad victoriana". El líder principal era Hans Ulrich Rudel, antiguo as de la Luftwaffe, que mantenía estrechas relaciones personales y empresariales con los dictadores de Paraguay y Chile, Stroessner y Pinochet.
.
.
.
En el grupo boliviano de Klaus Barbie se encontraban "algunos de los mas salvajes asesinos profesionales de la ultraderecha italiana, acompañados por algunos adoradores de la svástica procedentes de Alemania, Francia e incluso Suiza", que llevaron consigo las "tecnologías de la represión" diseñadas por los nazis:

Barbie introdujo en Bolivia los campos de concentración totalmente desarrollados y dio conferencias sobre el uso de electrodos aplicados al cuerpo humano para obtener confesiones, técnica que empleó por primera vez la Gestapo en sus interrogatorios en Francia. Junto al terrorista italiano Stefano delle Chiaie, organizó los escuadrones de matones mercenarios que oprimieron a Bolivia con sus asesinatos e intimidaciones, y que actualmente podemos ver en El Salvador desarrollando la misma tarea. No sólo la dictadura boliviana, sino también el general Pinochet en Chile, los oficiales dirigieron la "guerra sucia" en Argentina en la década de los setenta, y los actuales exponentes del terror de la contra en América Central, han bebido en las fuentes de los métodos de estos peculiares inmigrados procedentes de Europa.

Pag 312-321 de "La quinta libertad", Noam Chomsky
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cómo tener un cultivo de búlgaros (Kéfir) por años

Jugando con la API de bitso: bitso-py

Mientras tanto, en internet... MUJERES CHINGONAS