Charro entre Charros

"Tengo mis tierras de labor y un establo, producto no de campañas políticas sino de largos años de honrado trabajo y que me producen lo suficiente para vivir con mi familia desahogadamente". Logró poseer un atajo de diez mulas, y al frente de ellas salía a los pueblos y ranchos a acarrear maíz. por un tiempo acarreó cal y ladrillos para la construcción de la cercana hacienda de Chinameca. Además de esas labores de arriería, tuvo éxito en la agricultura. "Uno de los días más felices de mi vida", confesó alguna vez, "fue aquel en que la cosecha de sandía que obtuve con mi personal esfuerzo me producjo alrededor de quinientos o seiscientos pesos". En 1910 su capital, nada despreciable ascendía a tres mil pesos. Zapata se sintió siempre orulloso de ganarse la vida sin depender de otros.
Este ranchero independiente no era borracho (aunque le gustaba el coñac), ni parrandero (aunque le encantaba la feria de San Miguelito cada 29 de septiembre), ni jugador (aunque no se separaba de su "atado" de naipes), pero si "muy enamorado".

Biografía del poder - Caudillos de la revolución
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cómo tener un cultivo de búlgaros (Kéfir) por años

Jugando con la API de bitso: bitso-py

Mientras tanto, en internet... MUJERES CHINGONAS