Refritos de ayer y hoy presenta... Selección amistosa natural

Después de casi 10 años de escribir mis pensamientos y experiencias en este blog, empiezo a perder la cuenta de las cosas he escrito. Me da flojera y no tiene caso buscar referencias para saber si lo he publicado pero aquí voy, y tengo una corazonada de que ya lo había expresado anteriormente.

Durante un período de años comprendido entre el 2000 y 2006 recuerdo que estuve en contacto con un grupo de cuates ñoños que en su momento fueron niños y adolescentes que les gustaban los videojuegos, esa parte creo que si la he referenciado muchas ocasiones. Cuando todos crecieron, y buscaron sus respectivos lugares, sus respectivas parejas, sus respectivas vidas, yo en un frustrado intento de mantener un mínimo de convivencia entre todos, trataba de organizar reuniones, en algún tiempo libre, al menos una vez al año. Iluso yo, pensando que al ser una vez al año contaría con el apoyo de la mayoría, pero oh sorpresa; me di de topes al darme cuenta que realmente tenía que estar prácticamente rogándoles a todos que nos reuniéramos, solo una vez, UNA vez al año.

Ahí fué donde aprendí la lección, pedir por amistad no es negocio. Y ahora varios años después, cuando nos hemos reunido por coincidencia parece que somos desconocidos hablando siempre de las mismas anécdotas y vivencias pasadas, nada nuevo, lo mismo siempre; y tiene lógica, no hemos vivido cosas después como para hablar de eso. La selección natural también funciona con las amistades, aquellos que se han querido mantener cerca, lo han hecho y sin haberlo planeado y sin forzarlo; otros más, se quedaron quién sabe en donde, solo los recuerdo, seguramente todos tenemos una amistad que queríamos se mantuviera cerca y no lo hizo, y también tenemos esa amistad que siempre nos invita a salir y nunca le hacemos jalón. Podemos encontrar muchos impedimentos: falta de tiempo, no coincidimos, estamos lejos, no tengo dinero, etc.

Al paso de los años, cuando la nostalgia del pasado llega, uno solamente se queda con el recuerdo y el infalible "hubiera", y el "mi reino por platicar con mi cuate".

Fin.
3 comentarios

Entradas populares de este blog

Cómo tener un cultivo de búlgaros (Kéfir) por años

Jugando con la API de bitso: bitso-py

Mientras tanto, en internet... MUJERES CHINGONAS