Unidades finitas de tiempo y salud

Recuerdo que me contaron sobre una película donde una persona tenía un reloj con tiempo finito y tenía que usarlo a discresión de modo que al final, cuando se le terminara el tiempo del reloj moriría. Nunca vi la película pero entiendo a medias la trama y en últimas semanas he pensado en una situación de la vida ordinaria donde algo similar sucede pero respecto a la salud.

Supongamos que tenemos una cantidad finita de salud, digamos 100 unidades de salud y podemos usarlos a lo largo de la vida a nuestro gusto y ritmo de modo que al terminarnos las 100 unidades se nos termina la calidad de vida.

Y me refiero por calidad de vida el hecho de no ir a sesiones de diálisis cada cuatro días, a estarme inyectando insulina cada dos días para nivelar mis niveles de azúcar, a poder ir a jugar un partido de tenis o correr sin preocuparme por rasparme el pié y después pueda perder la pierna por un simple raspón, a poderme tomar unas cervezas o algunas copas de vino sin remordimientos por que mi hígado está en las últimas. Ese tipo de cosas.

Entonces, tengo mis 100 unidades finitas de salud. ¿Cómo las quiero usar?
Aquí vuelvo a pensar en las lecciones que he aprendido de las carreras de fondo. Puedes correr rapidísimo durante 100 metros o correr a un paso de trote muy ligero y alcanzar una distancia de ultramaratón durante 100kms. En la vida sucede algo muy parecido, de ahí el famoso "live fast die young", o "live fast die poor". Por que a veces no relacionamos que con la salud, o la falta de la misma viene la miseria.

¿Entonces? Quiero usar mis 100 unidades finitas de modo que pueda correr un maratón de vida y muera cuando se espera que muera. Y vivir con calidad de vida a lo inmediato antes de morir. ¿O quién quiere vivir 10 años inyectandose insulina, yendo a diálisis, preocupado por sus raspones en los pies? o en el peor de los casos ¿postrado en una cama con llagas en la espalda?

Pero para todo hay en esta vida
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cómo tener un cultivo de búlgaros (Kéfir) por años

Mientras tanto, en internet... MUJERES CHINGONAS