Aventuras de un tr00 metalhead en algún lugar del mundo

Ah que fin de semana tan ajetreado.

He de decir que sin el apoyo logístico de liss no se hubiera podido lograr, por lo cual se lo agradezco de sobremanera.

Empecé el día temprano limpiando a fondo el área de lavado de la casa, mover secadora y lavadora, manguerear, etc, después hice el aseo completo de la casa, limpié la campana de la cocina para quitarle el cochambre, corrí 7.5kms y después viene todo lo que cuento a continuación.

La idea general era no ir en auto hasta el Hell & Heaven Metal Fest edición 2013; la principal razón era la distancia a la que se encontraba el destino, aproximadamente 50kms desde mi casa hasta el destino. Así que decidí irme en bicicleta+transporte público+taxi.

El primer tramo de ida hacia el primer camión en rila. Unos 3kms
Bicicleta unos 3kms, después 2 camiones y de ahí me lancé con xfrost en taxi hasta la arena VFG. Al llegar allá, nos topamos a dos que tres conocidos para variar, y Jonhathan (aka el gordo putillo) con el que la pasamos cotorreando casi todo el rato. Coincidimos en que aún no había nada bueno en el escenario, por lo que nos lanzamos en bicla hasta el 7eleven mas cercano a comprar algunas cosas.  La neta el calor estaba canijo y yo ya iba algo deshidratado así que sin pensarlo más nos lanzamos aprovechando el vehículo compacto para ir rodando.

Un ciclista infringiendo las recomendaciones viales a plena luz del día en carretera a Capala (coff coff @xfrost)

Obviamente yo respetando todas las recomendaciones circulé fuera del arrollo vehicular me fuí en la terracería y el empedrado que había a los costados de la carretera. Conozco a la gente que circula por ese camino y les tengo miedo a los vehículos que van circulando a madres por los acotamientos.

Vehículos evidentemente de personas metaleras
Agua, electrolitos, cerveza y algo de alimentos se fueron en la maleta y algunas bolsas. Volvimos a la VFG y ahí seguimos echando el cotorreo un rato más pues nos habían comentado y habíamos notado que llevaban algo así como 2 horas de retraso en el itinerario. Finalmente, y no mucho tiempo después, me zampé 2 litros de agua y la mitad de un electrolit. Vamos pa' dentro a ver el azufre.

En la zona de revisión, me cacharon una bolsa que traía en la chamarra, me pregunta el cuate "¿Que traes ahí, una cámara?" Le respondo: Nel, es una bolsa de almendras y arándanos (la dieta de un tr00 metalero), y ya no me la hizo de tos y me dejó pasar. Vital Remains comenzaba a tocar, nos lanzamos de ipsofacto.

¿Azufre? !Yo veo puro polvo!




Y el resto del evento fué andar viendo bandas entre los 4 escenarios, aunque realmente nos la pasamos en 2 (Hell y Heaven casualmente).

Las bandas que anduvimos escuchando fueron Vital Remains, Cattle Decapitation, Testament, Morbid Angel. Para Testament tuve que usar un truquillo con el fin de poder alcanzar a ver un poco mejor ya que estaba algo lejos, el truco me daba unos aproximadamente 25 centímetros de altura para alcanzar a ver mejor el escenario. 9 vasos de cartón de cerveza vacíos, acomodados boca abajo y pegados uno al otro en 3 hileras de 3x3. Con una ayudadita de alguien más y voilá. Ya estaba viendo al chingazo el escenario como se demuestra en la foto siguiente:

Una lejana toma de Testament

Cuando terminó Testament, nos fuimos a tirar por ahí al piso a descansar. Estos conciertos para mi son una total prueba de resistencia. La espalda baja ya me estaba molestando y necesitaba ponerme en posición horizontal para alivianar el dolor. Nos lanzamos a descansar por ahí a los alrededores unos minutos para aguantar las últimas horas.

El área de la rendición y relajación.
Finalmente y la banda que yo más estaba esperando, era Morbid Angel. En lo personal me pareció que tocaron chingón, esas rolotas que tienen y que escuchaba en los 90s (y en la actualidad) se las aventaron al pedo; de los albumes Altars of Madness, Covenant, Blessed are the sick.
Al finalizar, coincidimos en que nadie queríamos ver a Anthrax, así que partimos de vuelta a la civilización.
Los cuates que encontramos en el evento, como siempre son de la misma comunidad que hemos visto desde hace ya varios años, es algo que me parece bastante agradable, pues a pesar de que por obvias razones no frecuento a nadie, me topo a personas que no he visto en 10 años, y aún así nos damos un saludo o abrazo fraterno, de varios lugares del país incluso.

Tr00 metal heads rodeados de azufre y devastación.
Uno diría que aquí hubiera terminado este relato. Pero ni siquiera un concierto llamado Hell & Heaven (cielo e infierno) ni bandas con canciones que hacen alusión a satanás y decapitaciones o testamentos, pudieron hacer que esa noche tuviera el siguiente giro.

Para no hacerla larga. Nos dieron un aventón hasta un punto de la ciudad, desde el cual tomamos en bicicleta para llegar a casa.


View Ayer in a larger map

Después de 24 kilómetros pedaleados en un sábado por la madrugada a la 1:00AM y casi llegando a casa, en el carril lateral de una avenida yo iba tendido dandole, y a unos 30 metros adelante me salió una persona que empezó a cerrarme el paso mientras iba pedaleando. En ese momento tuve que decidir sin pensar nada, cosa rara ¿no? Mas bien el instinto hizo lo suyo, la adrenalina fué descargada al torrente sanguíneo y le di al pedal como si no hubiera un mañana, literalmente, pedaleé COMO SI NO HUBIERA UN MAÑANA! "No brother no, no no no" el culero se me dejó venir corriendo y cerrandome el paso, y lo vi como a unos 30 centímetros de mi y me gritaba "ORALE PUTO DETENTE!!". No se si fué pendejada suya, o suerte mía, pero si se me hubiera cruzado mas rápidamente el paso y me tira, fácil me hubiera podido detener, y ahí si no si yo estuviera escribiendo estas palabras. ¿Han visto los clásicos documentales donde una manada de leones o hienas persiguen a una gacela o algún otro animal? Pues así me sentí, tal cual, en la (trilladisima frase) selva de asfalto, pedaleando por mi vida e integridad. 
Total que ya habiéndolo dejado un poco atrás y mientras seguía pedaleando bien recio, vi a un taxi incorporarse del carril central al lateral, le hice la señal de que me subiera, y a unos 100 metros adelante me dice "dale, dale, ahí vienen", no lo pensé dos veces y antes de que me diera el golpe de cansancio después de la bomba adrenalínica volví a pedalear, hasta una distancia en donde pude doblar la bicicleta y treparme al taxi.

Ya en el breve camino a casa que hacía falta me platicaba que vió que se me había abalanzado unos 6 pandilleros atrás de mi, que a un sobrino suyo ya lo habían agarrado una ocasión y le dieron baje con todo hasta los tenis. Compartimos algunas palabras en el camino, y la neta, al final le pagué y le agradecí por haberme rescatado de la boca del lobo, tal cual le dije después del "¿cuánto le debo?" y me respondiera "cuarenta pesos": "eso se lo puedo pagar, pero la vida se la sigo debiendo".

Mi opinión al respecto de la nota: Alcalde de Zapopan presume macanazos a jóvenes en operativo antipandillas cambió en ese momento.
¡Por mi que los macaneen a los HDP! Orale, pero antes que también le metan a programas sociales, deporte, educación, mejores oportunidades (toda una utopía mexicana), y los que de plano les guste andar de cucarachas sociales, a darles con el tolete.
Solo de acordarme de todo el último evento, me altero, es la primer ocasión en 33 años que me sucede un evento de esta naturaleza, y el primero en esta ciudad. Sigo pensando muchas cosas al respecto y fuí afortunado de salir ileso, aunque si tomaré en delante medidas para evitar exponerme de esa manera.

Así es como un tr00 metalhead que va a eventos con bandas de nombres de miedo termina su día. Llegué al hogar, y busqué consuelo con mi amada esposa. En verdad lo necesitaba.

Fin del relato... 
2 comentarios

Entradas populares de este blog

Cómo tener un cultivo de búlgaros (Kéfir) por años

Jugando con la API de bitso: bitso-py

Mientras tanto, en internet... MUJERES CHINGONAS