El retorno del aquelarre

Cuando teníamos 15 años, un evento de rock era extraño, las bandas tenían que viajar muchas horas para llegar a Tepic y como ya lo he mencionado anteriormente, era todo un acontecimiento del cual uno no se podía perder.

Platico esto por que puedo contar muchas historias y anécdotas de esos días, pero el día sábado 2 de Marzo hubo algo así como un flashazo de nostalgia; o al menos así lo percibí yo.

Para empezar yo ni me acordaba que habría un evento de estos hasta que me lo recordó @xfrost, había visto en algún lado la propaganda pero lo olvidé. Coincidió que ese fin de semana fuí de visita a Ciudad Sombrerote, así que aprovechamos el momento para ir a escuchar rock un rato y platicar.

Llegué pasadas las ocho, y el primero en encontrarme fué a benito: le digo de broma "oiga por favor, le puede bajar a su ruidero satánico? no podemos dormir", entre risas pues lo saludé y pagué mi entrada, no soy de los que se hace tarugo y sonríe solo para entrar de gratis; ahí mismo estaba la hermana del enano y su mamá, saludé a ambas y continué.
Lo primero que hice pues fué buscar a Diego, digo, pa' entrar en confianza y no andar vagando por ahí. Lo siguiente fué abastecerme de un vaso de cerveza, y pues, ahí estaban los demás, que mencionaré por apodo por que algunos no sé como se llaman, rachan, hocico de baño, calacas y sus respectivas mujeres. Al ratón se deja ver el famoso Luis Nava (polilla), Ruth Huerta, y la lista no termina, Shay, sopapos, los Torment, Gerardo, Hector, Yazz, Paola, Vladi, porno, Arturo, servando, Ricardo, barrabás, poncho, los Sarcoma,  (paco, el rojo), los Necropsy que hasta eso aún se acordaban de mi, lástima que no pude saludar al Mark por que se me escaparon antes de que me diera cuenta. Sin mencionar a todos los panks de la escena que aún siguen ahí, toshiro, cabra, raveli, mita, mahuatzi, carlos, y un largo etcétera.

Entre las cosas curiosas fueron la visita del Osiris, y un par de lanzamientos desde el aire, de los que uno cayó directamente en el hocico y terminé con el labio golpeado.



Pocas caras nuevas vi por ahí, la mayoría ya éramos los "ruckeros" y sin duda puedo decir que el tejido social que existe, es un tejido fuerte. No hubo broncas ni peleas, que eran clásicas en estos eventos y algo parece indicar que ya nos duelen mas los catorrazos, por lo que el slam estaba casi nulo, y el frío no se diga, todos los mas malosos estabamos bajo un techo que nos resguardaba del sereno nocturno.
Así la cosa, muchos nos conocemos ya desde hace mas de 15 años, muchos ya han echado raíces, otros más están todavía por verse, pero de lo que no queda duda, es de que ya estamos empezando a pasar la estafeta a la siguiente generación.

De la organización, no puedo mencionar nada, empezaron a buena hora, el sonido bien, un evento que se disfrutó, salvo que el baño era insuficiente para la alta demanda.

Como sea, bien por el retorno del aquelarre, es agradable existan estos espacios en donde uno se pone a tristear y recordar los tiempos de jovenazo con alguien que comparta la experiencia, y a su vez pasa un tiempo de calidad (xD de calidad).

Y  pues ya, fué todo.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cómo tener un cultivo de búlgaros (Kéfir) por años

Jugando con la API de bitso: bitso-py

Mientras tanto, en internet... MUJERES CHINGONAS