Kama Sutra corporativo

Érase la historia de una perra corporativa entrevistada por un cliente

- ¿Conoces la Andromaca?
- Pues he escuchado algo de ella, aunque nunca la he llevado a cabo
- ¿Que hay del Amazona?
- Me parece que debo estar sentado, aunque no estoy del todo seguro por que tiene tiempo que no lo intento, pero básicamente es el hombre sentado
- ¿Me puedes mencionar cuales son los puntos sensibles de la carretilla?
- No exactamente
- Si quisieras una posición dominante ¿qué posición usarías?
- Híjole, es difícil determinarlo aunque me parece que usaría la posición de las tijeras

Después de un tiempo...

- ¿Sabes qué? Al cliente le pareció que te hace falta experiencia... mejor suerte para la próxima

Yo específicamente les dije que laboro de perra corporativa y que se hacer algunos trucos, pero nunca que había hecho las 100 posiciones del kama sutra corporativo. Ni tampoco me los se de memoria. No soy precisamente el tipo de persona que memoriza las soluciones, pero tiene una gran habilidad de encontrar la manera de solucionar rompecabezas y problemas, sé donde buscar y encontrar respuestas a mis preguntas. Si lo que quieren es una computadora Watson que tenga respuesta a todo tipo de interrogantes, pues... pronto seremos sustituidos por máquinas.

Pero eso si, les dije y les especifiqué... he hecho algo de la Amazona, pero no soy un experto. Si lo ignoraron o ni siquiera se tomaron la molestia de leerlo, no es mi problema. Si ese cliente me ha rechazado en 9 ocasiones, creo que no es el cliente apropiado para mi.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cómo tener un cultivo de búlgaros (Kéfir) por años

Jugando con la API de bitso: bitso-py

Mientras tanto, en internet... MUJERES CHINGONAS