Cuando se viaja a un lugar en particular, hay que aprovechar todas aquellas cosas que son regionales, en especial la comida. Así que fuí con la familia a comer a un lugar de mariscos esquineros el cual no recuerdo su nombre para recomendárselos, y pedí por consejo unas manitas de pulpo a la mantequilla, dos helados, una tostada de camarón y un refresco, entre las cosas de los demás estuvieron camarones al vapor, tostadas de ceviche, camarones enharinados, mas refrescos y mas helados. Entre todo eso que comimos en total se pagó una cuenta como de $500.00. A mi me pareció muy barato para lo bien servido y el sabor de la comida que ahí tienen. Así que un día de estos tendré que recordar del nombre del lugar para que vayan y lo visiten cuando tengan tiempo.
Manitas de pulpo


El día sábado como era de esperarse también visitamos al contador en su café. Poco a poco vamos encontrando aquellos lugares en donde se puede platicar un buen rato y con tranquilidad; así que también les recomiendo que vayan y visiten el café los faroles.

View Larger Map

Y de ahí nos pasamos al Metal Fest XV. Así como las quinceañeras, han pasado tantos años y no pensamos nunca que esto fuera a durar; bien por eso, eso demuestra que hay gente aún comprometida con sus gustos y aficiones y que no solo lo hacen por moda ó tendencia.
Al reflexionar un poco sobre esto pienso como hay muchos que han pasado por ahí, que solo viendolos puedo acordarme de sus caras, otros mas ahí siguen, siento que se ha formado algo similar a una familia, con todo y sus problemas , pero aún así una cuasi-familia. Incluso con las bandas de Guadalajara, me acuerdo que en una ocasión vi al pato de Sarcoma acá en el festival extremo, ó no me acuerdo exactamente en donde, a lo mejor fué en la calle pero no me reconoció; y allá mientras estábamos cotorreando afuera del evento de repente me dice : "oye yo a ti te conozco, no manches! eres Emerson!" , jaja me dió cura por que ya andaba algo lampareado pero dice que así le vino el "flashback" y se acordó de aquel metal fest cuando vinieron y yo andaba pelón. Así que con todos esos cambios de cabellera pues es fácil que la gente se olvide de mi cara. Sus ventajas ha de tener. Otra que tenía tiempo sin ver era a Ruth Huerta; se cortó el cabello y nunca la había conocido así, desde que yo era un chaval la recordaba con el cabello largo, muy largo trenzado; las cosas y las personas y los lugares cambian indudablemente.
De nueva cuenta ví a todos los demás y me dió gusto, al enano, el quinielas, Shay, sopapos, el chanfaino, wilachon, Ramón, barrabás, Tlaloc, Perico, quinielas, quirino, el oso, robachicos, mequetrefe, luis, etc.

Enano Janohé Shay Black Torment

Black Torment Sarcoma Sarcoma Sarcoma

Sarcoma
2 comentarios

Entradas populares de este blog

Cómo tener un cultivo de búlgaros (Kéfir) por años

Jugando con la API de bitso: bitso-py

Mientras tanto, en internet... MUJERES CHINGONAS