Un infierno cubierto de oro

Conversaba el otro día con un camarada respecto a cuestiones laborales y de sueldo; llegamos al punto de una observación que me pareció bastante curiosa respecto a una famosa empresa que existe en la ciudad que paga muy bien pero donde las condiciones son terribles. El equivalente a ser un pescador de cangrejos en Alaska pero del mundo de tecnologías de la información; un "infierno cubierto de oro".

Dado que ese día iba en la bicicleta, me dió un poco de tiempo para meditar al respecto de "un infierno cubierto de oro", y quienes estarían dispuestos a vivirlo; bajo que costos. No tengo duda que hay quienes están dispuestos a estar en el infierno cubierto de oro, pues esa transnacional aún sigue en funcionamiento (y seguirá). Pero mi reflexión va en otro sentido.

No tengo los datos duros de cuanto sea el tiempo que un trabajador ahí está trabajando, pero por las pocas personas que conozco, duran de 4 a 5 años y después brincan a otros empleos. A nadie, absolutamente a nadie he escuchado decir que se la pasó muy padre por ahí. Pero volvamos al cálculo. Digamos que una persona dura 5 años trabajando en el infierno dorado. El incentivo de estar ahí definitivamente económico. Digamos que esta hipotética persona A gana 50 mil pesos al mes. Al finalizar 5 años de trabajo tendríamos que esta persona ganó 3 millones de pesos.

Tenemos un trabajador hipotético B que trabaja en otro lugar. Su sueldo no es estratosférico pero las condiciones de trabajo y el ambiente laboral no merecen el distintivo de "infierno". Este hipotético trabjador B tiene un ingreso mensual de 35 mil pesos; ¿cuánto tiempo le llevaría acumular el mismo ingreso que el trabajador A?

Nada menos que 2 años y 2 meses.

Observese la tablita para números detallados

Aquí es donde empezamos la comparación y la reflexión: 5 años de infierno contra 7 años de pasartela bonito; ¿qué cosas se sacrifican durante 5 años para acumular 3 millones de pesos comparado con el hipotético trabajador B que le toma 7 años y 2 meses acumular lo mismo? Hay cosas que millones de pesos no van a comprar, trillado, muy trillado es verdad, pero en un comparativo a secas y con números duros hace ver un contraste y una no tan alejada diferencia entre lo que cuesta y se sacrifica al tener un empleo A en el "infierno cubierto de oro" y otro empleo cualquiera B.

Como respondemos a los incentivos y como actuamos en consecuencia.

Fin de la reflexión.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cómo tener un cultivo de búlgaros (Kéfir) por años

Mientras tanto, en internet... MUJERES CHINGONAS