Pude hacer algo.

No queda duda de que la generación X, en la cual estoy incluído está viviendo unos capítulos jamás antes vistos en la tragicomedia mexicana.
Si, nuestro país México está cayendose a pedazos, es cínica y sin pena la manera en que la clase política mete la mano a la bolsa de todos nosotros para despacharse los lujos mas caros dignos de un magnate petrolero en Arabia.
Jets privados, mansiones, joyas, todo pagado por el trabajo de millones de mexicanos que allá afuera están picando piedra.

No puedo negar esa realidad, es deplorable, es realmente avergonzante lo que sucede en este país. Y le he dado miles de vueltas a este asunto desde que tengo uso de razón. Lo mas fácil hubiera sido irme lejos, a un lugar en el mundo donde mi dignidad valiera.

Por las razones que hayan sido tomé la decisión de quedarme, echar raíces en la tierra que me vió nacer y como dijeran los paisanos "aguantar vara". No es solo aguantar vara al ver tremendos atracos a la nación, sino ver las cosas que suceden y poder hacer poco al respecto para cambiar la realidad.
Podemos ser muy reactivos en el asunto y quemar, destruir y gritar, pero eso no va a cambiar de fondo la situación. ¿Cuántos años pasaron desde 1968 cuando el gobierno sacó lo peor de si para que volviera a repetirse la historia? Sinceramente poco; no aprendemos, no cambiamos jamás el status quo.

Podrá decirse que somos cómplices de nuestro gobierno, a lo cual opino se necesita una masa crítica para revertir el legado que nos han dejado las décadas de saqueadores. Una vez colocados en los puestos de mando, es difícil revertir nuestra situación. Y es que todo está orquestado para funcionar como funciona: malinformados, malnutridos ¿Qué puede hacer una población desnutrida? ¿Qué va a hacer una población malinformada? Realmente poco.

Este país no tiene remedio, lo único que sé es que puedo hacer lo mejor que esté en mis manos para cambiar un poco mi entorno, no puedo pelear batallas ajenas que se encuentran al otro lado del país, al menos no físicamente, mucho menos tengo la posibilidad de influir en una zona remota en el centro del país.

Así que mejor evito desgastarme, no creo que sea sano para mi salud mental renegar por cada evento de saqueo, ni por cada tranza en despoblado, más me sirve regocijarme por hacer las cosas bien. Comenzando por mi casa, por mi colonia, por las calles donde transito.

Una calle que suelo caminar estaba llena de maleza, siempre al pasar renegaba de que el gobierno no hacía nada por limpiarla. Así día tras día, semana tras semana. Me cansé, tomé un machete y fuí a limpiar la banqueta por mano propia. Me sirvió para no enojarme y desgastarme a lo bruto, pude hacer algo.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cómo tener un cultivo de búlgaros (Kéfir) por años

Mientras tanto, en internet... MUJERES CHINGONAS