El chico viejo/nuevo del vecindario

Bien, este blog ha estado muy silencioso y callado en las últimas semanas. Razones hubo, no tenía mucho tiempo para plasmar lo que sucedía en esos días y dado que no he podido meditar en los últimos días mientras corro, suficiente tenía en mis ratos libres para pensar que es lo que iba a suceder o que es lo que tenía que decidir para mi futuro, pues eso que estuvo sucediendo tenía que ver con mi futuro a corto, mediano y largo plazo.

¿Y para que tanto misterio pues?

En estos últimos años nos han estado atizando con aumentos en gasolina, los cuales han estado encareciendo la vida en general: alimentos, transporte, servicios. Dado que llevo ya tres años percibiendo la misma compensación y con este agresivo régimen fiscal decidí poner en marcha mi plan para mejorarme a mi mismo, mejorar a los demás en mi equipo de trabajo, dar la milla extra y justificar una reevaluación de mi ingreso mensual. Durante aproximadamente un año lo trabajé, aunque después de todo no hubo una respuesta satisfactoria. Todo se resume a reducir costos, pero la buena intención de momento no me podría ayudar, ya que se vislumbra un kinder próximo y otro miembro en la familia por venir.

Así fué como comencé a escuchar ofertas laborales de manera pasiva, y una de ellas me dejó en suspenso durante un par de semanas. La posición era para un banco, lo que no me agrada nada, pero podía tomarse como un escalón para brincar a un peldaño mejor; la posición era para los Estados Unidos en Boston, y la empresa se encargaría de enviarme los papeles necesarios para tramitar la visa TN, lo cual significaba que podía llevarme a vivir a mi familia por allá, además estaban incluídos los gastos de reubicación. Este movimiento implicaba buscar casas en renta, ver la cuestión de hospitales, acomodar diversas cosas en mi ausencia en México, y un sinfin de cabos sueltos que teníamos que acomodar. 
Ésta fué una de esas cosas que no me dejaron pegar pestaña durante varias noches. Y después de esta larga historia, resulta que me querían lo antes posible, la fecha de ingreso que les proporcioné no los dejó satisfecho y se decidieron por otro candidato con disponibilidad más inmediata. 

A la par estuve en otros dos proceso de entrevistas en el que uno de ellos quedó descartado y el otro resultó ser la posición que me aceptó para desempeñarme como especialista en soporte de TI. Son excelentes noticias y una oportunidad difícil de rechazar, por un lado está el crecimiento familiar, por el otro el aumento en gastos que esto conlleva y en tercero que esto encaja perfectamente en mis proyectos familiares y de vida. 

Hasta este momento se cierra uno de los capítulos mas importantes de mi vida laboral. No puedo negar que IBM me proporcionó también una excelente oportunidad para desarrollarme como profesionista. Son muchas las personas y vivencias que dejo ahí a pesar del breve período de tiempo (3 años 1/2), técnica y personalmente hablando, crecí y vi crecer a los demás, de ser un equipo de 12 personas, en la actualidad ya son más de 120. Sé que mantendré contacto con muchos de ellos y nos toparemos de nuevo en otros lugares.

Por ahora es tiempo de cerrar bien este ciclo, pasar la estafeta y prepararme para el próximo reto que se ve bastante interesante en mi nueva casa Intel, ser el nuevo en el vecindario, seguir caminando y aprendiendo hasta donde mis objetivos estan puestos. 
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cómo tener un cultivo de búlgaros (Kéfir) por años

Jugando con la API de bitso: bitso-py

Mientras tanto, en internet... MUJERES CHINGONAS