De ser recordado como alguien ausente o como una persona que hacía cosas



Un tema del cual he platicado en ocasiones con diversas personas. El trabajo debería ser una actividad en nuestra existencia que nos de sustento, que en condiciones ideales sea una actividad que nos guste o apasione hacer en la vida, que llene nuestras expectativas cognitivas o de habilidades y que en términos generales nos produzca satisfacción hacer.

En lo personal mi trabajo cumple todas estas características, me agrada hacer lo que hago, me permite mover aquí y allá de acuerdo al tipo de problema de modo que puedo hacer soluciones creativas para los distintos problemas que se presentan, y bueno sobre todo me permite tener un balance vida/trabajo adecuado.

¿Y que cómo se puede determinar si a alguien le apasiona o no su trabajo? Pues es una respuesta muy subjetiva, pero definitivamente no está relacionada con las horas y el tiempo invertido en la actividad durante las 24 horas que tiene el día, ni tampoco la cantidad de tiempo que dediquemos a hablar de dicha actividad.

En lo personal yo me he guiado por un estilo de trabajo que tienen en Europa o los Estados Unidos. En especial los franceses que trabajan durante su jornada laboral y hacen lo que tienen que hacer; no pierden el tiempo en otra cosa mas que en trabajar; cuando les llega el tiempo de salir de trabajo o vacaciones, olvídense de que existen, no van a estar disponibles para nada. Una cuestión totalmente cultural y que he tomado en cierta medida ya que cuando tengo que trabajar, trabajo y no pierdo tiempo en actividades que no sean parte de lo que estoy obligado (y me están pagando) por hacer. Eso si, cuando termina la jornada laboral, olvídense de que existo, a menos que sea muy necesario o que se requiera de apoyo especial para alguna actividad. Fuera de eso el mexicano tiene en general esa mala costumbre de mal trabajar en su jornada laboral y compensar con cientos de horas extra fuera de la jornada de trabajo. Y a veces pensamos que esa persona trabaja mucho.

Bueno, volviendo al tema inicial sobre el trabajo como una pasión, considero que aunque me apasione hacerlo, hay toda una vida fuera del trabajo con la familia, con otro tipo de actividades tan diversas que no se podrían terminar de contar. Y para no dejarlo en una frase vacía "quiero aprender a tocar un instrumento", "algún día escribiré un libro", "haré ejercicio y me pondré en forma", "nos iremos a escalar el cerro", y un largo etc.
Lo que quiero decir es que, trabajo tendremos hasta un punto de relativa incertidumbre, puede ser que el día de mañana decidan recortar el departamento, que se muevan los empleos hacia otro lugar, o que simplemente enfermemos de manera mortal, dejándonos sin otra salida mas que disfrutar del poco tiempo que nos queda ¿trabajando?. No lo sé pero no en mi caso; preferiría llevarme los recuerdos y las vivencias de los míos al de un padre/hermano ausente.

Solo mi simple opinión. Si de trabajar se trata TRABAJO, si de descansar se trata DESCANSO. Como el agua y el aceite, ambas no se combinan bien.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cómo tener un cultivo de búlgaros (Kéfir) por años

Mientras tanto, en internet... MUJERES CHINGONAS