Debemos estar en contra de algo

Debe ser una naturaleza del ser humano, incluso debe ser genético o evolutivo, pero es muy evidente en la última cadena de rechazo el estar siempre en contra de algo o hablar mal de algo.

Aunque a veces me pongo a pensar que hay que tener cuidado, pues podemos termina convirtiéndonos en eso que odiamos/aberramos.

En su tiempo teníamos los siguientes antagonistas

posers a los rockers
emos a los punks y público en general
godinez a los emprendedores y público en general
chilangos a cualquier mexicano
maquero a cualquier usuario de androide
hipster a cualquier ciudadano promedio

Y así los ejemplos son infinitos. Ahora una cosa, ¿han observado el grado de generalización aplicado a estos grupos? Incluso algunos grupos han sido creados de manera intencional para que el ciudadano promedio pueda sentirse como parte de algo.
En todo caso, lo que me salta a la vista es como algunos subgrupos o el público en general hace una burda generalización de lo que ve: cabello negro en la cara: emo, con gaffete y saliendo de oficina: godinez, usando un hayfon: maquero o hipster.

Esas generalizaciones sin sentido las aceptaría de una persona que no está conciente de la diversidad de una sociedad, pero no de profesionistas que pasaron años en escuelas aprendiendo entre otras cosas, a tolerar y comprender que una estampa no demuestra el contenido de un libro.

Una cosa muy común en la escena rocker/metalerosa/punkera era que la sociedad pudiera ver a alguien de cabello largo y con perforaciones o tatuajes, y de inmediato el prejuicio era: es un drogadicto y vago delincuente. Nada mas que eso: prejuicios inservibles muy útiles cuando se trata de odiar por odiar; algo muy clavado en nuestros genes o sociedad.

Hay que tener cuidado, pues cuando empezamos a tener prejuicios como primer recurso al ver algo/alguien, estamos convirtiéndonos en aquello que odiamos.
2 comentarios

Entradas populares de este blog

Cómo tener un cultivo de búlgaros (Kéfir) por años

Mientras tanto, en internet... MUJERES CHINGONAS