Sin camaradería

El miércoles liss fué a hacer unos mandados y yo me quedé en casa. Ese día le cambié al canal de costumbre para ver los mismos episodios de Drake y Josh, iCarly, click click (mentira, el control remoto no hace click). ¡Sopas! habían sustituído la programación habitual para transmitir el partido México contra Honduras, me frustré un momento pero después de no encontrar algo entretenido debido a que varios canales solo capturan ruido y los pocos que tenían buena recepción solo tenían futbol me resigné a ver los últimos 35 minutos de este deporte nacional.
0-0, patadas aquí, patadas allá, todo normal, hasta que me tocó ver algunas curiosidades las cuales describo a continuación:
  • En repetidas ocasiones los equipos se intentaban hacer faltas pero haciéndolas pasar como cosas no intencionales ó que pasaran desapercibidas a los ojos del árbitro
  • Un hondureño está en el piso por alguna razón y el balón en sus piernas ó pecho, 2 jugadores del equipo mexicano de pié e intentando patear el balón pero bajita la mano le estaban dando sus pataditas de bajo nivel al hondureño. De nueva cuenta acciones malas que parecen buenas
  • Algún jugador mexicano le llega con los tacos directo al pié de un hondureño en clara falta y con toda la intención
  • Antes de que el partido terminara un hondureño le da un patin a la pantorrilla de C. Blanco, en la repetición en camara lenta se observa cómo le patea la pantorrilla y la pantorrila de C. Blanco si alcanza a levantarse un poco por acción mecánica provocándole perder el equilibrio y hacerlo caer. Microsegundos después se observa en claro teatro como C. Blanco estira sus brazos, su expresión facial cambia a una de dolor y cae dramáticamente en clara actuación.
Antes que nada yo sólo sé que C. Blanco juega futbol, no sé en que equipos ha jugado ni nada pero por alguna razón me cae mal. Su semblante carece de carisma, es más, imprime una sensación de soberbia y ojetez. Y ahora que lo he visto jugar con más atención peor me cae. Ni lo conozco en persona pero con verlo desenvolverse me basta para hacer esas deducciones al aire. En verdad que me quedé pensando quién hace más teatro en sus deportes; si los luchadores en el cuadrilátero mexicano y la AAA ó C. Blanco; es mommento en el que sigo buscando una respuesta.
Lo que si me queda claro es que el futbol está lleno de mañosos y teatreros, un deporte que no tiene camaradería, en donde lo "deportivo" se reduce al mínimo, jugar con tranzas, hacer cosas malas que parecen buenas, simulación. Y todo esto como buen ejemplo para los millones de aficionados de este país que aspiran ser como ellos algún día.
Y los que aspiran a ser futbolistas y no lo lograron ó los que están bien inspirados por la "pasión" ¿Pondrán en práctica las mismas tácticas del balón pié?
No todos, pero existirá quienes si, y me atrevo a decir que son numerosos.
Camaradería, competencia deportiva es poco de lo que podría rescatarse del balón pié, y esta es una de varias razones por las que no me gusta. ¿Qué se puede esperar de un deporte en donde la maña determina una victoria? ¡Pamplinas! y peor aún ¿Esa es la selección mexicana? ¿La crema y nata de mañas y simulaciones?
Ignoro cuál es la razón que me llevó a no gustar de este deporte, desde pequeño hubo gente que me rodeaba que babeaba por ver un partidito; a mi, simplemente me aburría. Le di varias oportunidades, acompañando familiares, compañeros de prepa, en especial recuerdo un mundial en algún bar, tomar cerveza, intentar emocionarme, y el resultado fué el mismo. Nunca dejó de aburrirme y jamás ha logrado tocarme el corazón. Y no pueden decirme que no lo intenté y que no puedo opinar de algo que no he experimentado. Le di su oportunidad, no se dió, adiós!
2 comentarios

Entradas populares de este blog

Cómo tener un cultivo de búlgaros (Kéfir) por años

Jugando con la API de bitso: bitso-py

Mientras tanto, en internet... MUJERES CHINGONAS