Anticiparse ante todo

¿De quién es la culpa cuando un ciclista cambia de carril inesperadamente en una avenida muy transitada y por mala por mala suerte éste resulta atropellado o accidentado por un automóvil?
Este ha sido un tema de debate entre liss y yo y otros conocidos; y defiendo la postura de que un ciclista es a fin de cuentas el vehículo que lucha en un ambiente adverso ya que si contara con lugares apropiados por donde circular no habría ni siquiera la necesidad de enfrentarse a una situación que podría ponerlo al borde de la muerte. También debo reconocer que la imprudencia lleva al desastre en cualquier modo de transporte, ya sea a bordo de un auto, una bici o por el simple hecho de ser un peatón y caminar.
No podemos dar por sentado que las cosas van a suceder como pensamos. El clásico ejemplo es el de un semáforo en rojo, si damos por hecho que nuestro semáforo en verde nos da el 100% de certidumbre para cruzar sin riesgos es probable que tarde o temprano tengamos un altercado. La precaución extra nunca está de sobra y nos puede salvar el pellejo en muchas ocasiones. Un peatón imprudente es seguro que resultará herido alguna vez, igual que un automovilista imprudente, un motociclista imprudente o un ciclista imprudente; pero si al menos cada uno de ellos tiene sus vías adecuadas, se reducirían los riesgos que cada uno toma y da a los demás, ¿no?.

3 comentarios

Entradas populares de este blog

Cómo tener un cultivo de búlgaros (Kéfir) por años

Jugando con la API de bitso: bitso-py

Mientras tanto, en internet... MUJERES CHINGONAS